ES KAsi UN blog

Blog de Unkasoft, donde hablamos de programación de juegos para móviles, advergaming, marketing móvil, la industria de los videojuegos, metodologías ágiles y todos aquellos temas que nos preocupan en nuestro día a día

24 julio 2010

Que no te toque sobrevivir en la selva...

Dándole vueltas al tema de la productividad he formado mentalmente la comparación de productividad y supervivencia, de tal manera que una persona que tuviera que vivir o mejor dicho sobrevivir en una selva, necesitase de un esfuerzo que se puede equiparar a una empresa que necesita que su personal sea productivo. Me imagino al señor Pepe intentando sobrevivir en una selva mientras busca comida, agua potable, esquiva animales peligrosos, evita coger enfermedades, etc. y al mismo tiempo me imagino a Pepe en una oficina sacando sus 8 horas diarias para producir de cara a la empresa.
Mi experiencia me dice que la gran mayoría de la gente no es capaz de rendir sus horas de trabajo para que sean productivas, sino que tenemos la "tradición" en España de igualar hora en el trabajo a hora producida, cuando lo realmente positivo para todos es la hora producida y no las que se ha estado en el trabajo.
Imaginemos a Pepe en su oficina y dando unas 5 horas realmente productivas de sus 8 horas de horario laboral. Imaginemos a Pepe en la selva, haciendo lo mismo pero buscando comida para sobrevivir y utilizando 3 de cada 8 horas en mirar las florecitas del entorno.
Las empresas necesitan que seamos productivos por encima de estar presentes. Es la ley de la supervivencia porque la empresa necesita recursos dedicados a los trabajadores en su puesto de trabajo, desde supervisión hasta consumo eléctrico o de consumibles y si esas personas no son productivas, entonces la empresa pierde competitividad al invertir o gastar y no producir adecuadamente. Ya no es solo que no se cumpla con el acuerdo empresa-trabajador, sino que además hay que invertir en el puesto de trabajo.
La plantilla alimenta a la empresa como la persona alimenta su estómago en situaciones de supervivencia, porque no nos engañemos, estamos sobreviviendo constantemente como pequeñas empresas.
Me hace mucha gracia cuando alguien me dice que está agobiado en su puesto de trabajo, con un horario de 35 horas a la semana porque tiene un ritmo muy alto y tu opinión es que está por debajo de su capacidad. Que no te toque sobrevivir en la selva...
Nos vendría muy bien a todos viajar más, trabajar en diferentes sectores y países y sobre todo, montar una empresa para experimentar el concepto de supervivencia (ya que las selvas escasean). Hace poco escuche decir a Bernardo Hernández de Google que todos nacimos emprendedores. Si realmente todos utilizásemos nuestra cualidad de emprendedor para probar nuestra capacidad, otro gallo nos cantaría. ¿Como podemos decir que se ha vivido sin habernos probado a nosotros mismos?.

Etiquetas: , , , , , , , , ,


Comentarios:

En la selva, donde arbitrariamente sitúas tu metáfora, el superviviente, de montárselo por libre, será tan productivo como el medio le permita y su carácter le dicte. Lo reducimos de este modo a una decisión individual de cuyas consecuencias participará directamente, estaríamos ante un emprendedor para aprobación, imagino, del dueño del blog. Si la supervivencia se comparte en alianza con un colectivo, la productividad dependerá del compromiso de los participantes. Es simple, favorece el compromiso y favorecerás la productividad. Cuestión distinta es que, separando el fatalismo insidioso, tu reflexión se quede únicamente en un reproche mal dirigido. No estás sobreviendo, negocias, y si lo que buscas es una metáfora resplandeciente con la que conmover al lector, no la ambientes en la selva, hazlo en una granja, de modo que ¿por dónde ibas?, ah sí, "que no te toque negociar con el ganado..."
 


Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?